REPOSICIÓN DE SEÑALES DE TRÁFICO ROTAS

 

Es un sistema mecánico para reponer postes rotos de señalización. Cuando un poste se dobla o se rompe y su cimentación no sufre deformación, se aplica el sistema.

Aporta importantes beneficios en las labores de conservación y mantenimiento de señales viales.

Para ello, se retira el poste dañado mediante un corte a la altura del pavimento. A continuación se comprueba la profundidad del poste que ha quedado dentro de la cimentación asegurando que la pieza entre totalmente. Se aplica un cordón circular de pasta de anclaje para que siente el disco del sistema en el pavimento, introducir el sistema totalmente y apretar el tornillo lo máximo posible. Para fijar el poste a esta solución mecánica, se aplica pasta de anclaje químico de poliéster, índex o similar. Una vez introducido se comprueba la plomada. Finalizada la instalación el poste recupera su posición obteniendo una funcionalidad idéntica a la de antes de la rotura, cumpliendo así con la normativa vigente.

Es aplicable a postes de diferentes medias, rectangulares o redondos, es desmontable y  tras doblarse el poste por un impacto, el sistema no sufre, es reutilizable.

La aplicación  del sistema en la reposición de un  poste de señalización reduce el tiempo de exposición al equipo de mantenimiento en carretera a 15 minutos, aumentando su seguridad.

 

Back to Top